La privacidad de las redes sociales

En un mundo donde una parte significativa de las relaciones humanas contemporáneas se establecen a través de internet, de manera ineludible a la sociedad se le plantean interrogantes respecto a la privacidad de las redes sociales.

Ciertos eventos relacionados con la publicación o fuga de información privada sensible, han convertido el tema de la privacidad de las redes sociales en un asunto de primera importancia para la comunicación social en internet. El hecho de que muchas de las interacciones sociales se establezcan hoy en día a través de Internet plantea tanto beneficios como nuevos peligros.

La realidad es que tan sólo hacer uso de una red social como forma de comunicación, nos obliga a registrarnos en su plataforma; por lo tanto, tenemos que suministrar información privada de manera obligatoria. Algunas redes sociales publican parte de los datos, mientras que otras los clasifican y usan para programar publicidad dirigida a sus usuarios, basada en la información del perfil, los me gusta, los mensajes y las fotografías.

Todo esto crea una nueva serie de peligros, porque los datos privados en cualquier momento pueden hacerse públicos. Esto puede producirse de varias maneras: ya sea por error, desconocimiento al configurar del perfil en la red social, o a causa de un hackeo de la cuenta o del servidor de la red social, nuestra información personal puede ser vulnerable. A pesar de que generalmente la información almacenada en la red social nunca se da a conocer fuera de internet, siempre existe el peligro de que sea dada a conocer a terceros.

La privacidad de las redes sociales es vulnerable y nuestra información guardada allí nunca será totalmente privada, como sí lo es la privacidad fuera de internet. Nuestros documentos de identidad sólo los mostramos a las autoridades cuando nos lo solicitan, y los presentamos a terceros cuando realizamos algún trámite público o ante una exigencia legal. No los mostramos a todo aquel que conocemos en la calle. Muchos vecinos, amigos y familiares, a lo largo de toda una vida solo conocen nuestro nombre. De igual manera, a muchos sujetos públicos sólo les conocemos su nombre, profesión y el país o la ciudad donde viven, nada más. Por el contrario, debido a Internet, hoy en día podemos saber muchísimo sobre las personas que nos rodean tan sólo dando un par de clicks.

La privacidad de las redes sociales debería poder asumirse tal y como se hace en el mundo real. Por lo tanto, es necesario usar sistemas de seguridad especializados y tener mucho cuidado con el tipo de información que publicamos en nuestras redes sociales, para evitar vulneraciones de nuestra privacidad y todos los problemas que esto conlleva.

Publicado el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *